INCRIMINAN A POLICÍA ASESINADO EN LA NUEVA PROGRESO

Nadie camina con seguridad por las calles de la capital potosina, quizá menos un policía.

José de Jesús Tapia fue asesinado vistiendo el uniforme, y sus verdugos tuvieron el tiempo para dejar a un lado de su cuerpo un mensaje para afectar su memoria.

Acaeció su asesinato en la colonia Nueva Progreso, pero ya pasó el tiempo en que una u otra eran las colonias más peligrosas.

Recordemos: al dirigente de la Coparmex lo acribillaron en una zona “exclusiva” de la ciudad.

Tapia estaba comisionado en la Comandancia Sur, y se le arrancó la vida este lunes 12 de abril.

José de Jesús fue atacado entre las calles que cruzan la unidad habitacional Nueva Progreso, una extensión de condominio a la orilla de la antigua colonia del mismo nombre.

Sicarios le dispararon sin que él pudiera encontrar auxilio, ni por tratarse de un agente en comunicación directa con cientos de patrullas pudo encontrar ayuda.

Un disparo en la cabeza le dio una muerte rápida, y a su lado dejaron una cartulina para criminalizarlo, y donde un grupo de la delincuencia se atribuía el crimen.

Su cuerpo quedó exánime en Camino Antiguo a Guanajuato, y de nada le sirvió el chaleco antibalas que portaba.

El agente falleció en plena impunidad y con sus verdugos actuando en calma y sin ser molestados.

Si un policía muere en estas condiciones, ¿qué puede esperar un ciudadano común y corriente atacado por la delincuencia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *