“VIOLENTOMETRO”: DE LAS BROMAS HIRIENTES AL FEMINICIDIO

Las agresiones sexuales contra la mujer inician en las bromas hirientes y pueden terminar en el asesinato.

Es el “violentometro” que la Fiscalía General del Estado (FGE) promociona para hacer conciencia en mujeres y hombres sobre el maltrato sexista.

En gravedad, va subiendo la violencia contra las mujeres, enseguida de las bromas hirientes se pueden presentar: los chantajes, los engaños, las mentiras, “ignorar”, “la ley del hielo”.

Para seguir con celar, culpabilizar, descalificar, ridiculizar, ofender, humillar en público, ofender.

La temperatura de ese “violentometro” sube a niveles graves de peligro cuando se inicia con “intimidar”, “amenazar”, “controlar”, “prohibir”.

En estos controles o prohibiciones machistas se incluyen amistades, familiares, dinero, lugares, celulares, vestimenta, apariencia, actividades.

Y de plano caen redondos en el delito penal los hombres que destruyen artículos personales, manosean, empujan, jalonean, amenazan de muerte.

Ya los extremos que se ven en esta escala que va aumentando están en el abuso sexual, la violación, la mutilación, y, por supuesto, el asesinato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *