“SOMOS GUARDIANES DEL AGUA PARA NUESTROS HIJOS”: AMLO

 

 

Andrés Manuel López Obrador denunció la emergencia que se vive por la escasez de agua debido a la pésima cultura de cuidado que se tiene de ella, y el abuso de las grandes corporaciones productoras de alimentos que disponen del líquido sin medida.

Advirtió que si no cambia el modelo de uso de ésta, habrá de tomar decisiones: “Pero todo tiene un límite. Si se quiere arrasar, si se quiere destruir la naturaleza nada más por la codicia, vamos a tomar decisiones y vamos a poner orden”.

“Tenemos que convencer, que persuadir a todos, de cuidar el agua, de conservar el agua, de manejar, racionalmente el agua, tiene que ser una labor de concientización. y nosotros, ayudar para que se dé ese propósito. Sin esa idea de conservar el agua, de cuidar la vida, entonces tendríamos que tomar decisiones.”

La degeneración que implica la apropiación del agua en México y la pobre educación para cuidarle en todos los sectores de la sociedad, sobrevino del sistema político-económico neoliberal, apuntó el tabasqueño: “Se apostó nada más, al crecimiento a crecer por crecer, y no se cuidó el ambiente, ni se preocupó de la situación del pueblo.

Ese modelo ya ha demostrado su rotundo fracaso, porque destruye el territorio de la naturaleza y lo único que causa es más desigualdad, más confrontación, más resentimientos. más violencia, no es un proyecto para la paz y para la tranquilidad.”

“López Obrador reclamó el desequilibrio que se ha generado por la producción de productos como la leche y la cerveza. Ambos son agua, y hasta se licencia de bromear con la tunda que en redes recibió el panista Ricardo Anaya, que sugirió que el exceso en el consumo de caguamas (litro) de cervezas, absorbe los presupuestos familiares, en lugar de atender las necesidades básicas de las familias, y con sorna repuso: “tiene razón (Ricardo) Anaya.”

“Que también se tome en cuenta que son recursos naturales. Que no son sólo nuestros de nuestra generación, nosotros somos guardianes y tenemos que entregar buenas cuentas a las nuevas generaciones”.

“El Estado tiene que jugar un papel en la planeación, para ordenar el desarrollo”, defendió para finalizar el presidente de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *