SLP FRENTE A TERCERA OLA DE COVID: SEMANA SANTA, ELECCIONES, MUTACIÓN DEL VIRUS

NADIE DEBE BAJAR LA GUARDIA, QUE VACACIONES Y SEMANA SANTA NO DESPIERTEN A LA BESTIA

LUEGO DEL SEMÁFORO AMARILLO EN 2020 VINO LO PEOR DE LA PANDEMIA

SLP rebasó los peores pronósticos de mortandad respecto al COVID-19. La cifra negra enluta ya a mas de cinco mil familias. Casi todas ellas han perdido a algún familiar, vecino, amigo.

Estos días han marcado poco a poco una baja de los contagios, mientras las muertes continúan arriba de las 10 diarias, con más de 200 persona intubadas, de las cuales, puede fallecer hasta un 70 u ochenta por ciento.

Este miércoles 24 de marzo, apenas se reportaron 37 últimos casos, 30 de ellos en la zona conurbada y siete en el resto de los municipios.

Es una cifra muy esperanzadora, ya que, recordemos, hace apenas unas seis semanas las cantidades ascendían a más de 300 casos. Estaríamos hablando, al menos con respecto al último informe, de apenas un 10 por ciento de contagios respecto a lo más álgido de la pandemia en SLP.

Pero, aquí aparece el infaltable “pero”, estamos a las puertas de Semana Senta, y a la entrada de las campañas políticas a alcaldes, regidores, diputados, y gobernador. Y también frente a mutaciones del virus.

Estas tres circunstancias, la temporada vacacional y el impulso a más campañas políticas, se conjuntará con la llamada “tercera ola del Covid”, la cual anuncia incluso el presidente de la república.

Queriendo ser optimista, AMLO señala esperar que ya estemos todos vacunados cuando esa tercera ola emerja con su guadaña frente a nosotros.

Pero resulta que los esfuerzos por vacunar llevan su tiempo. Somos 126 millones 200 mil mexicanos. Y de esa cantidad, no han sido inmunizados ni siquiera un millón. Claro, la prioridad son los de servicio médico, los ancianos, y los que padecen enfermedades crónicas.

Esa población vulnerable es la que más importa, pues de acuerdo a las estadísticas, el resto sobrevive al virus sin mayores contratiempos que las molestias propias de una gripe seria.

Nadie debe bajar la guardia. La clases en las escuelas básicas deben esperar, las vacaciones familiares poner la prudencia en primer lugar, y las campañas políticas llevarse con el mayor cuidado en seguir las medidas preventivas.

Nadie debe olvidar que en octubre del 2020, después también de un “semáforo amarillo”, vino la etapa peor de la pandemia.

No se puede cantar victoria; los virus siempre han sido traicioneros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *