Ramírez Cuéllar: la renovación en Morena será transparente

Ciudad de México. Una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha dispuesto que Morena designe vía encuesta a la dirigencia nacional, su líder interino, Alfonso Ramírez Cuéllar, se define y compromete: Serviré de árbitro para unificar y garantizar la limpieza y transparencia del proceso.

Asegura también: Siempre hemos cumplido con las sentencias del tribunal, pero es claro que los actos y procesos definidos en la anterior convocatoria se pospusieron por orden de la autoridad sanitaria y que desde el 26 de marzo, antes de esta nueva disposición, el partido ya había acordado realizar una encuesta abierta.

Ésta también se acatará. “Haré contacto inmediato con Lorenzo Córdova –presidente del INE– para organizar el proceso de renovación de la presidencia y de la secretaría general. El Comité Ejecutivo Nacional se reunirá para unificar a todos los aspirantes y hacer un gran acuerdo de gobernabilidad democrática y restablecimiento de la institucionalidad partidaria”.

Morena se ha retrasado muchísimo en la construcción de su identidad política e ideológica. No es un partido acostumbrado al diálogo y al debate; debe abrirse y sus militantes conquistar el derecho a dialogar, a construir nuevas propuestas políticas, respetar la diversidad y funcionar con reglas democráticas. Esas son hasta ahora, las grandes ausencias en Morena”.

Desde febrero pasado, Ramírez Cuéllar es presidente interino de la organización que formó Andrés Manuel López Obrador y por la cual, en julio de 2018, ganó los comicios presidenciales.

Pero muy temprano, al iniciar su gestión, el líder fundador anunció que dejaría la vida partidista para ocuparse sólo de sus funciones como jefe del Estado mexicano.

Ante el deslinde, en Morena surgieron conflictos de diverso grado, sobre todo para dar cauce a su vida interna, a lo que se sumó la suspensión de actividades colectivas presenciales por la emergencia sanitaria. Y la semana pasada, el TEPJF falló por definir la dirigencia definitiva este mismo año; además, la que gane se encargará de conducir el proceso hacia las elecciones de 2021.

Ramírez Cuéllar, en entrevista con La Jornada, presenta su diagnóstico sobre la organización política; de inicio, no soslaya la existencia de una crisis general de los partidos en el mundo, afirma que aún está por definirse el nuevo paradigma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *